Arrestaron en España al ex ministro chavista Javier Alvarado Ochoa, acusado de recibir sobornos vinculados a PDVSA

0
15
Anúncio

Las autoridades estadounidenses investigan a Alvarado por su posible participación en «una red criminal que obtuvo contratos fraudulentos de PDVSA mediante el pago de centenares de millones de dólares en sobornos», señaló el investigador, que habló bajo normas internas de anonimato.

En la misma causa de un juzgado de Houston están investigados los magnates venezolanos afincados en Estados Unidos, Roberto Enrique Rincón y Abraham José Shiera.

La Unidad de Delincuencia Económica y Financiera de la Policía Nacional detuvo a Alvarado la tarde del jueves en las inmediaciones de su domicilio de la capital española. Según un portavoz de la Audiencia Nacional, que en España instruye los casos de extradiciones, el viernes pasó a disposición del juez de guardia, José Luis Calama.

Anúncio

Permanecía en libertad condicional en España, donde está siendo investigado, por otro juzgado instructor de la Audiencia Nacional, por su papel en el presunto pago de comisiones por parte de la empresa española de ingeniería Duro Felguera. En la causa también se investiga al que fuera viceministro venezolano de Energía hasta 2006, Nervis Gerardo Villalobos.

El ex ministro también enfrenta otra investigación por blanqueo de capitales en un juzgado provincial de Madrid y ha sido procesado en Andorra en el marco de un procedimiento por lavado de dinero procedente de PDVSA a través de la entidad Banca Privada de Andorra y sus sucursales.

En Portugal, las autoridades lo investigan por el presunto pago de sobornos a través del ya extinto Banco Espíritu Santo para obtener la gestión de fondos de la petrolera estatal venezolana.

La detención de Alvarado Ochoa llega días después del arresto -también en España- de otro ex alto funcionario del régimen chavista, el general Hugo Carvajal.

Carvajal fue el jefe de la División General de Inteligencia Militar venezolana (DGIM) y quien más secretos compartió con el extinto caudillo bolivariano. Es también un símbolo de la corrupción chavista y muchos en el régimen creen que con su caída se aproxima una complicada época para la red de complicidades que se tejió a lo largo de los años de gobierno bolivariano.

Con información de AP Y EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí