Cae asesino de un bebé; el caso estremeció a Nuevo León

0
8
Anúncio

Monterrey.- Durante cuatro días los agentes siguieron el rastro a Mario López Razo y cuando tuvo una falla y abandono en vehículo en el estado de Coahuila, prácticamente dieron por hecho su detención.

El hombre de 52 años de edad había robado a un bebé de tres meses tras asesinar a su padre y maniatar a la madre en San Nicolás de os Garza, en venganza por un problema que tuvo con su ex pareja hermana del papá del infante.

Luis Enrique Orozco, vicefiscal del Ministerio Público, informó es que Mario secuestrador y asesino del bebé Dereck Alexander, fue localizado mientras vagaba en las orillas de la Carretera-Monterrey- Saltillo, casi seis horas después de que el menor fuera encontrado sin vida en Ramos Arizpe, Coahuila.

Anúncio

El funcionario dice que las características del pequeño coinciden con las del bebé raptado.

Luis Enrique Orozco informó que Mario, después de cometer el crimen durante la madrugada del sábado, por la mañana acudió a su trabajo para pedir el cobro de su salario argumentando que necesitaba efectivo para su vehículo que estaba descompuesto.

De acuerdo al Vicefiscal, durante su trayecto el carro del sospechoso sufrió una falla mecánica por lo que abandonó el auto y probablemente ese día (sábado), también al bebé, debido a los signos visibles que presenta el cuerpo del menor.

Las causas de muerte del bebé no se han oficializado pero por lo signos que presenta el cadáver este habría sido asfixiado por estrangulamiento.

El presunto secuestrador por asesinar al bebé alcanzaría una pena de hasta 140 años de cárcel.

Tras matar al bebé el individuo identificado por una alerta amber, no traía dinero, ni cambio de ropa, por lo que no pudo ir muy lejos.

Entonces, agentes ministeriales de Nuevo León y Coahuila le siguieron el rastro durante cuatro días, hasta coparlo y capturarlo en el mismo municipio de Ramos Arizpe.

También, ubicaron el cuerpo del bebé de 3 meses, en un desagüe del kilómetro 22 de la Carretera Saltillo Monterrey.

La madrugada del pasado sábado, López Razo mató a martillazos a Óscar Uriel Martínez Gómez, de 18 años, y dejó atada e ilesa a Fátima Martínez, quien hoy cumple 14 años, padres de Decker Alexander, en la Colonia Paseo del Nogalar, en San Nicolás.

Los hechos fueron en venganza porque Abigaíl Gómez, de 17 años, hermana de Óscar Uriel, se separó de López Razo y lo abandonó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí