Carreteras son un peligro, advierte IP

0
11
Anúncio

Transportistas, cámaras empresariales e incluso los gobiernos locales advierten un deterioro significativo en la seguridad de las carreteras del país en las que ha habido un repunte en los delitos de robo a camiones de carga y pasajeros, extorsiones contra concesionarios del transporte público y asesinatos de viajeros, como el que ocurrió el sábado pasado en Chiapas que le costó la vida a una pareja de investigadores y activistas en la vía Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas.

Ya sea que se trate de carreteras federales o autopistas concesionadas, la incidencia, sobre todo en el robo a transporte de carga, ha ido al alza destacando el corredor México-Puebla-Veracruz, el Arco Norte del Circuito Exterior Mexiquense, el corredor Ciudad de México-Cuernavaca- Guerrero, la vía Querétaro-Salamanca- Irapuato, la Durango-Nayarit-Jalisco, así como las carreteras, Monterrey-Reynosa y Morelia-Lázaro Cárdenas.

Estado de México y Puebla concentran la mayor cantidad de denuncias por robo a autotransporte de carga, según los datos de enero a junio del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad pública (SESNSP), con dos mil 473 y mil 370 respectivamente.

Anúncio

La alta incidencia de este delito en ambos estados se debe principalmente al robo de combustible, cuyo transporte requería unidades pesadas las cuales eran obtenidas por los criminales mediante el robo, explicó en su momento la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV).

Sin embargo, una vez que la actual administración federal emprendió su embestida contra el huachicoleo, los grupos criminales continuaron obteniendo ganancias con las mercancías robadas a los transportistas.

EDOMEX, TIERRA DE NADIE

El Circuito Exterior Mexiquense es considerado la cuarta carretera más peligrosa del país para la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis), la cual señala que en sus 223 kilómetros se concentra el 11 por ciento del total del robo nacional al transporte de carga.

Esta vía concesionada conecta a la Ciudad de México con Atlacomulco, y sirve de acceso a las autopistas México- Querétaro, México-Puebla y la México- Pachuca.

EXTORSIONAN A CHOFERES

También el transporte de pasajeros sufre los embates del crimen en tierras mexiquenses. Robos y extorsión son los delitos que todos los días enfrentan tanto choferes como usuarios. Incluso los delincuentes han quemado unidades y asesinado choferes que se niegan a pagar derecho de piso.

La carretera federal Toluca-Naucalpan y la México-Pachuca son las que registran mayor número de robo a transporte público según las estadísticas de la Cámara Nacional de Transporte del Autotransporte, Pasaje y Turismo (Canapat).

Del 1 de enero al 30 de junio de este año el Estado de México registró dos mil 473 denuncias por robos a transportista, 481 denuncias por robos a transporte público individual, cuatro mil 769 en transporte público colectivo y dos mil 690 en transporte individual, de acuerdo con el SESNSP.

Ayer, operadores de camionetas de pasajeros tomaron las casetas de cobro del Circuito Exterior Mexiquense (CEM) en Tultepec y la Autopista México-Pachuca, en protesta por la inseguridad. Los trabajadores del volante mostraron lonas y pancartas con las leyendas “AMLO #SOS, nos están matando” y “Si no hay justicia, no hay pago de casetas” entre otras.

DEL HUACHICOLEO AL ROBO

Las carreteras de Puebla son las segundas más peligrosas de todo México. En enero de este año, el exencargado del C5 en el estado, Braulio Domínguez, dijo a los empresarios que en el corredor México-Puebla- Veracruz operan 100 bandas dedicadas al robo de autotransporte.

En sondeos hechos por El Sol de Puebla, transportistas que circulan por esta autopista señalan que el tramo más complicado es el que abarca desde el municipio de Esperanza hasta San Martín Texmelucan. Pese a que se ha denunciado constantemente el aumento de delitos, dijeron que los patrullajes no han aumentado de forma considerable.

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) señala que el robo de vehículos de carga se da principalmente en Puebla y su área conurbada, San Martín Texmelucan, Santa Rita Tlahuapan, Acatzingo, Tecamachalco, Tepeaca, Quecholac (Palmarito Tochapan), Yehualtepec, Chalchicomula de Sesma (Ciudad Serdán) y Esperanza.

VERACRUZ, ZONA ROJA

El delegado estatal de la Alianza Mexicana de Organizaciones del Transporte A.C. (Amotac), Juan Durán Mendoza, calificó como una zona roja las vías que conectan a Puebla con el estado, ya sea la carretera Córdoba-Orizaba o la Perote-Xalapa, puesto que en las últimas semanas se han incrementado los atracos y los asesinatos de operadores del transporte de carga.

Durán Mendoza acusó que esta ola de violencia en carreteras se debe a que no hay vigilancia policiaca en esta zona, ni de la Policía Federal división caminos ni de la policía estatal como antes se hacía mediante el llamado “operativo carretero”.

Recordó la situación del operador que estrelló su unidad hace un par de semanas en la caseta plan del Río, el cual fue asaltado y logró llegar hasta la caseta, donde falleció víctima de los disparos de los asaltantes. Manifestó que antes las pistas eran seguras, pero hoy esas vías están peor que las carreteras libres.

CULPAN A LA FEDERACIÓN

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, acusó que el aumento al robo a transporte en su estado se debe a que este delito fue cambiado del fuero común al federal. «Esta modificación hizo que en estados donde se había mantenido controlado dicho ilícito por autoridades estatales, como Guanajuato, descompusiera el trabajo que se venía realizando», manifestó.

En sólo seis meses, Guanajuato superó la cantidad de robos a transporte de carga con 850, cuando en 2018 tuvo durante 12 meses 780 casos.

El mandatario estatal recordó que esa misma situación ocurrió con el robo al ferrocarril, pues cuando el gobierno federal comprendió que no podía atender él solo este delito y realizó “una especie de convenio” con las propias empresas de este sector, este ilícito disminuyó hasta en un 95 por ciento.

EL BAJÍO, PUNTO DE ALERTA

Según el vicepresidente en la Región Occidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Antonio Rivas Barba, “en esta zona de Michoacán se registran ataques a las vías de comunicación que dejan varados, hasta por varios días a los pesados camiones que transportan mercancías (algunas de ellas perecederas)”.

Tan sólo el año pasado las pérdidas por asaltos al sector del autotransporte creció tanto que representó más de 192 mil millones de pesos.

En 2017 se rebasó la cifra de 22 mil asaltos en carreteras federales y áreas urbana a cualquier hora, más del cien por ciento en relación al 2016.

Con información de El Sol de Puebla, El Sol de Cuernavaca, El Sol de Morelia, El Sol de Irapuato, El Sol del Bajío, El Sol de Tampico, El Sol de Tlaxcala, Diario de Querétaro, Diario de Xalapa y El Heraldo de Chiapas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí