Cubanos cuestionan la producción de alimentos experimentales para paliar la crisis económica

0
18
Anúncio

Un anuncio en Twitter sobre el desarrollo de nuevos alimentos en Cuba a partir de «materias primas alternativas» levantó suspicacia entre cubanos que se cuestionan la calidad de estos productos y su valor nutricional en medio de una crisis económica que ha obligado a las autoridades a aplicar nuevas restricciones a la venta de productos básicos.

La ministra de la Industria Alimentaria, Iris Quiñones Rojas, escribió el viernes en Twitter que antes de que finalice el mes de mayo los productores nacionales «intercambiarán experiencias en el desarrollo de nuevos productos y empleo de materias primas alternativas», sin agregar detalles.

Su tuit aludía a un mensaje posteado en la red social por Raquel Viamontes Gil, de la Empresa Pesquera Industrial (EPISUR), ubicada en Santa Cruz Del Sur, Camagüey.

Anúncio

El economista cubano Pedro Monreal, residente en la isla, lanzó tres preguntas en la red social que a su juicio deberían ser respondidas antes de cualquier experimentación en la búsqueda de «alternativas para la alimentación del pueblo».

«¿Se producirán esos alimentos en cadenas productivas que cumplan la norma ISO 22000?; ¿serán obligatorias las etiquetas con información sobre ingredientes y nutrición?; y ¿se efectuará la «experimentación» en un marco de transparencia que involucre a los consumidores?», preguntó Monreal en Twitter.

Un usuario identificado de Twitter, criticó el anuncio de la ministra: «Jutia, avestruz, cocodrilo, y ahora polvo saborizado en bolsa, eso NO es INNOVACIÓN, eso se llama POBREZA!! La gente quiere comida de verdad! No productos procesados que a saber que químicos tienen. El periodo especial volvió a apretar!», comentó.

Otro cubano se cuestionó en esa misma red social, cómo es posible que utilicen el arroz para hacer croquetas si el producto está en falta. «Si no hay arroz para comer cómo lo van a agarrar para hacer croquetas y hamburguesas? En mi municipio se vende a 12 pesos la libra en los particulares. Y es imposible producir aceite de maní para una gran población. Cortinas de humo. No gasten recursos en esas ideas locas», señaló Yandris Mata Cabrera.

En respuesta a la ministra, otro usuario identificado como Alex Ottawa reclamó la participación de los trabajadores independientes: «No solo las empresas estatales, sino que todos los #cubanos tienen buenas ideas para aportar. Exigimos un modelo de desarrollo económico inclusivo con más oportunidades para los trabajadores por cuenta propia en #Cuba».

Las autoridades cubanas anunciaron el viernes el racionamiento en todo el país de la venta de pollo, huevo, arroz, frijoles, jabón y otros productos básicos. La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, dijo el viernes pasado que la regulación busca enfrentar a los revendedores y otras personas que compran en grandes cantidades y acaparan la mercancía.

Entre los productos afectados por el racionamiento se encuentran el jabón, los huevos, el arroz, los frijoles, el chícharo, las salchichas y el pollo, además de productos de aseo como el jabón de lavar, de tocador, pasta dental o detergente líquido, entre otros, explicó la funcionaria.

Díaz agregó que «no se retomará la venta liberada» de estos productos hasta que no exista una estabilidad en su producción o importación.

Los trabajadores privados que adquieren estos productos en la red minorista a falta de un mercado mayorista en Cuba «podrán seguir adquiriendo los productos en los establecimientos designados para ello, una vez que se garantice primero a la población», dijo la ministra.

Cuba importa unos 2.000 millones de dólares en alimentos cada año.

Con información de Martí Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí