El Grupo de Lima y el Grupo de Contacto instaron a los países aliados al régimen de Maduro a ser «parte de la solución» en Venezuela

0
17
Anúncio

El Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto acordaron este lunes en la ONU buscar el apoyo de países aliados al régimen de Nicolás Maduro, ampliando sus esfuerzos para alcanzar una solución pacífica a la larga crisis que agobia a Venezuela.

«Decidimos implementar un programa para llegar a los países que están directamente involucrados en apoyar al régimen ilegítimo de Maduro, para que sean parte de la solución», dijo el canciller peruano Néstor Popolizio tras reunirse con sus pares de Chile y Canadá (en nombre del Grupo de Lima), con la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini y cancilleres de Portugal y Uruguay por el Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela (GCI).

Popolizio no mencionó específicamente a Rusia, Cuba, China, Bolivia o Nicaragua, pero aseguró que el objetivo es convencer a los aliados de Maduro de la necesidad de una solución pacífica «para que haya una transición en Venezuela y se convoque a elecciones libres y justas».

Anúncio

Los dos grupos hicieron su llamado en una declaración conjunta emitida después de la reunión en las Naciones Unidas.

Los bloques sostienen que la solución a la crisis debe ser venezolana, pero que el «impacto regional de la crisis requiere que la región y la comunidad internacional jueguen un rol más activo para apoyar a un pronto regreso a la democracia en Venezuela».

Sobre la crisis humanitaria, se comprometieron a continuar proporcionando asistencia a los migrantes venezolanos y a los países receptores.

No obstante, aclararon que continuarán «denunciando las violaciones de derechos humanos en el país» y dejaron en claro su respaldo a la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, que preside Juan Guaidó. Urgieron, además, a restaurar sus plenos poderes, así como a liberar a «todos los presos políticos».

Según Popolizio, el encuentro «ha mostrado la convergencia y la complementariedad que existe entre el Grupo Internacional de Contacto y el Grupo de Lima». «Nos hemos puesto de acuerdo en los puntos básicos de coincidencia que tenemos para seguir haciendo la presión internacional al régimen de Maduro y tratar de apoyar siempre a los venezolanos en la búsqueda de una solución pacífica para que puedan recuperar su democracia tan pronto como sea posible», explicó en una conferencia de prensa.

Junto a él comparecieron sus homólogos de Chile, Roberto Ampuero, y de Canadá, Chrystia Freeland, mientras que los representantes del GIC prefirieron no hacer declaraciones.

La reunión de este lunes se produjo tras una invitación de los países del Grupo de Lima en su última reunión ministerial y forma parte de la decisión tomada por el Grupo Internacional de Contacto de «intensificar su compromiso con otros actores clave internacionales con vistas a contribuir a una solución política, pacífica y democrática».

El GIC está conformado por España, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, Suecia, el Reino Unido, Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia. Por su parte, el Grupo de Lima fue creado en la capital peruana en agosto de 2017 con el propósito de encontrar salidas a la crisis en Venezuela.

México se ha desvinculado de la iniciativa desde la llegada a la Presidencia del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí