El juicio contra un periodista expone la crueldad y ausencia de libertad de expresión que rigen en Cuba

0
9
Anúncio

Organizaciones humanitarias y por la libertad de expresión, organismos internacionales, activistas por los Derechos Humanos y periodistas protestaron contra la detención y el juicio injusto contra Roberto Quiñones Haces, periodista del portal CubaNet

El pasado jueves, Quiñones Haces fue condenado por el Tribunal Municipal de Guantánamo a un año de privación de libertad sustituida por trabajo correccional con internamiento por el supuesto delito de desacato y desobediencia, al intentar cubrir el juicio contra el matrimonio de pastores Ramón Rigal y Ayda Expósito, condenados a prisión por intentar educar a sus hijos en el hogar, el pasado 22 de abril.

«No espero nada del castrismo pero tampoco voy a arrodillarme ante los opresores del pueblo de Cuba», aseguró recientemente el periodista en uno de sus textos.

Anúncio

De acuerdo con el portal CubaNet -medio que emplea al periodista y que se encuentra actualmente bloqueado en la isla- después de pasar cinco días detenido tras el violento arresto, el régimen cubano le impuso una multa a Quiñones. Cuando el periodista se negó a pagar una amonestación por un delito que no había cometido, se armó la condena del jueves pasado, en un juicio completamente amañado.

En una columna publicada el sábado, el periodista escribió: «Según la Fiscalía Militar, el esbirro que me golpeó no cometió delito alguno. En cambio yo, que fui lesionado, sí lo cometí». 

«No admitieron las pruebas que presenté sobre las lesiones que me provocaron con esa golpiza. Dicen que fueron lesiones autoinfligidas», agregó el reportero, además de confirmar que el lunes apelará la sentencia del Tribunal Municipal y que tiene hasta el próximo lunes para hacerlo.

La condena a Roberto Quiñones ha sido criticada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), la Subsecretaria (saliente) de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, el Departamento de Estado de EEUU, y el senador cubanoamericano Marco Rubio, entre otras organizaciones internacionales.

«La condena a un año de trabajo correccional con internamiento es un ataque a la libertad de expresión y a la labor de medios alternativos a la manipulada y obsoleta prensa oficialista cubana», afirmó el Observatorio en un comunicado, mientras que la presidenta de la SIP, María Elvira Domínguez, expresó: «Nada nos sorprende del gobierno cubano, tan acostumbrado a perseguir periodistas independientes en su afán por censurar las críticas, las opiniones y la información libre».

El sábado, la encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Mara Tekach, difundió un mensaje tras visitar a Quiñones en prisión: «Para añadir crueldad a la injusticia en Cuba, a Roberto Quiñones inhumanamente le prohíben salir de Guantánamo para visitar a su padre enfermo». 

La SIP viene reportando que con el actual régimen de Cuba se ha intensificado el acoso, el hostigamiento y la persecución de periodistas independientes, de acuerdo con un comunicado de la organización con sede en Miami.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí