Evo Morales lanza su polémica campaña electoral en busca de una nueva reelección en Bolivia

0
10
Anúncio

El presidente de Bolivia, Evo Morales, lanza oficialmente este sábado su polémica campaña electoral con la que buscará una nueva reelección. Llegó hasta la pista del aeropuesto de Chimoré a bordo de una motocicleta, conducida por el vicepresidente Álvaro García Linera. El acto tendrá como punto central el discurso del mandatario.

Miles de personas llegaron hasta Chimoré para el inicio de la campaña electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) con miras a las elecciones presidenciales del próximo 20 de octubre. Según los organizadores, el acto contará con la participación de cinco oradores y el discurso principal de Evo Morales.

«Estamos cerca de 25.000 personas trasladándonos desde la madrugada, desde el municipio de Entre Ríos. Las organizaciones sociales han contratado buses para la asistencia voluntaria a esta concentración histórica», explicó el alcalde de esa región, Aurelio Rojas, según reportó la agencia estatal ABI.

Anúncio

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dio este viernes un espaldarazo a la aspiración a la reelección de Morales, con base en un argumento ya empleado en América Latina, lo que para la oposición boliviana supone una traición al avalar una candidatura ilegal.

«Sería absolutamente discriminatorio» que Evo Morales no pudiera presentarse a las elecciones de octubre en Bolivia, fue la frase del jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que desató la euforia del oficialismo y las iras de la oposición en La Paz.

Almagro había llegado a la sede del Gobierno boliviano para firmar un acuerdo que facilite la labor de observadores de la OEA en los comicios del 20 de octubre.

La firma dio paso a un discurso en el que defendió que Morales tiene el mismo derecho que otros presidentes latinoamericanos que pudieron optar a la reelección con base en un fallo judicial.

Este fallo a favor lo obtuvo el mandatario boliviano en 2017, cuando el Tribunal Constitucional de su país reconoció el derecho a una reelección indefinida en virtud del artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

El mismo que fue utilizado por Óscar Arias en Costa Rica, por Daniel Ortega en Nicaragua y por Juan Orlando Hernández en Honduras, entre dudas jurídicas y críticas políticas de que esa interpretación de un derecho a la reelección indefinida sea la excusa para perpetuarse en el poder.

El jefe del organismo regional concluyó que aunque tenga que pronunciarse la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un órgano de la propia OEA al que piden amparo los opositores bolivianos, si Morales no pudiera presentarse, sería un agravio respecto a esos otros mandatarios.

«Bienvenido hermano«, fueron las palabras con las que Morales agradeció este apoyo de una figura con la que no hace mucho mantuvo serias discrepancias por su postura hacia Cuba o Venezuela, aliados de Bolivia.

«No tenemos nada que ocultar, nada que tergiversar«, exclamó sobre una candidatura que oposición y movimientos ciudadanos consideran ilegal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí