Matan a diario a 34 en México con armas ilegales de EU: SRE

0
7
Anúncio

El tráfico ilegal de armas provenientes de Estados Unidos a México ha dejado un saldo de por lo menos 56 mil 588 personas asesinadas entre enero de 2015 y junio de 2019, esto es, 34 diarias.

La Secretaría de Relaciones Exteriores señaló en una nota informativa que actualmente 7 de cada 10 homicidios y otros crímenes de alto impacto se cometen con armas provenientes de la frontera norte, específicamente de estados como Texas, California y Arizona.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, desde 2015 han perdido la vida 80 mil 840 víctimas por homicidios dolosos con arma de fuego, de los cuales la mayoría fue cometido por alguna de las 213 mil pistolas y rifles que cruzan cada año la frontera norte.

Anúncio

El canciller, Marcelo Ebrard, dijo al secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, que el combate al tráfico de armas proveniente de ese país es una prioridad del gobierno de México para reducir los altos índices de criminalidad que se presentan aquí.

Desde que el gobierno federal inició una lucha frontal contra los grupos criminales, en 2007, las muertes y el uso de armamento ilegal en México se incrementó de manera significativa en gran medida porque los cárteles de la droga usan armamento ilegal para librar la batalla contra las autoridades y grupos rivales, así como para extorsionar a la población civil.

De acuerdo con datos de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (AFT por su sigla en inglés), entre 2012 y 2017 se investigaron 98 mil 654 armas decomisadas en México, de las cuales 69 mil 140 fueron compradas originalmente a un vendedor con licencia en Estados Unidos.

Esas armas vinculadas a comerciantes estadunidenses solamente representan una fracción de las 213 mil piezas de armamento que cruza la frontera con México cada año.

La SRE señala que el tráfico de rifles y pistolas se facilita por la diferencia entre las legislaciones sobre armas en ambos países, ya que “desde 2004 expiró la Prohibición Federal de Armas de Asalto en Estados Unidos, la cual restringía la fabricación, transparencia y posesión de armas semiautomáticas para uso civil”.

Los grupos criminales tienen tres fuentes principales para allegarse armamento ilegal en Estados Unidos. La primera de ellas son las llamadas Gun Show, donde los traficantes adquieren directamente los arsenales en bazares en los que no se pide ningún tipo de verificación de antecedentes a compradores ni tienen límites en venta de armas.

La segunda manera se da en las Gun Store, donde sí se realizan verificaciones universales de antecedentes criminales, pero los delincuentes utilizan a compradores señuelos, quienes después de realizada la transacción entregan la mercancía a los traficantes.

Como última opción, los grupos delincuenciales usan el robo de armamento a propietarios legales. De acuerdo con cifras del Centro para el Progreso Americano, en 2016 se denunciaron 7 mil 300 robos en 18 estados, entre los que destacan Texas, Georgia, California y Florida.

Según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de los Estados Unidos (GAO), casi la mitad de las armas de origen estadounidense recuperadas en México son armas largas, que incluyen rifles semiautomáticos de alto calibre, como las variantes AK y AR.9.

Esto muestra una gran problemática para las autoridades mexicanas que han informado que los rifles de asalto se han convertido en las armas preferidas por las organizaciones criminales en parte porque se pueden convertir fácilmente en rifles totalmente automáticos.

La GAO también informa que de 2009 a 2014 la mayoría de las armas recuperadas en México que se compraron originalmente en EU provenían de tres estados fronterizos: Texas (41 por ciento), California (19 por ciento) y Arizona (15 por ciento).

El impacto del tráfico desenfrenado de armas de Estados Unidos a México ha sido devastador.

En 2018, México alcanzó su nivel más alto de homicidios en los últimos 20 años, con una tasa de 29 homicidios por cada 100 mil personas de acuerdo con el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

En 1997, 15 por ciento de los homicidios de México se cometieron con un arma; sin embargo, en 2018, ese porcentaje aumentó a aproximadamente 73 por ciento.

El uso de armas de fuego durante los robos violentos también ha aumentado.

En 2005, 58 por ciento de los robos fueron cometidos con armas de fuego; en 2018, esta cifra aumentó a 69 por ciento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí