Por qué todos los ojos miran a Vladimir Padrino, el generalísimo de Caracas

0
22
Anúncio

Pero el generalísimo duda. No sabe si cruzar el Rubicón.

Con una formación académica como pocos entre sus filas, Padrino López tiene en sus manos la posibilidad de continuar los mandatos de esa voz interior que le habló cuando era un joven estudiante. Las horas de este final de abril y de este primer día de mayo serán cruciales. Aquella vocación no fue empujada por Hugo Chávez sino por ideales previos que se fueron deshilachando.

Son los nuevos aliados de Maduro. El sucesor de Chávez usurpa Miraflores y resiste. Hipoteca el futuro de los venezolanos entregando los riquísimos recursos de su país a precio vil a aquellas potencias que se aprovechan de la debilidad y fragilidad del régimen caraqueño.

Anúncio

Hoy, el Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, John Bolton, volvió a hacer un llamamiento a Padrino para que se ponga del lado de la democracia. «La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) debe proteger la Constitución y el pueblo venezolano. Debería apoyar a la Asamblea Nacional y las instituciones legítimas contra la usurpación de la democracia. Los Estados Unidos están con el pueblo de Venezuela«.

Irónicamente, Padrino utilizó una herramienta que hoy sufre permanentes bloqueos para dirigirse a los venezolanos: Twitter. «Rechazamos este movimiento golpista que pretende llenar de violencia al país. Los seudo líderes políticos que se han colocado al frente de este movimiento subversivo, han empleado tropas y policías con armas de guerra en una vía pública de la la ciudad para crear zozobra y terror«, escribió. Después se dedicó a reproducir otros mensajes de sostén al régimen.

A tal nivel llegó el hartazgo entre los uniformados que los acuartelados en la base La Carlota decidieron dar cobijo a otro de los políticos enfrentados con la dictadura venezolana: Leopoldo López. «He sido liberado por militares a la orden de la Constitución y del Presidente Guaidó. Todos a movilizarnos. Es hora de conquistar la Libertad«, dijo uno de los símbolos de la persecución política en el país al salir de su celda.

El generalísimo, en tanto, trata de contener una diáspora inevitable dentro de sus filas. Sabe que estas 48 horas serán vitales y que en su trascurso deberá tomar una decisión definitiva. ¿Miraflores resistiría un largo sitio de militares leales a Guaidó? ¿Permitirá el experimentado oficial que grupos parapoliciales de Maduro disparen contra quienes hasta hace horas fueron sus propios soldados? ¿Dejará que cubanos y rusos asesinen a sus compatriotas?

Padrino duda. El reloj corre. Bolívar sabría qué hacer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí