Qué se sabe del ex jefe del Sebin que rompió con el chavismo: el perdón de EEUU y un nombre clave, «Pedro Camejo»

0
10
Anúncio

El diario Alnavío publicó declaraciones este miércoles, en las que subrayó que seguirá «luchando» y reaccionó a la decisión del gobierno norteamericano: «La primera lectura es que me exculpa de responsabilidad toda vez que estoy fuera del Gobierno. Y otra, que envía un mensaje a los altos funcionarios civiles y militares para que se coloquen del lado correcto».

En este punto, el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, fue bien claro: «Estados Unidos considerará el levantamiento de las sanciones a todos aquellos que defiendan la Constitución y apoyen el Estado de derecho. Espero que las acciones que nuestra nación está tomando hoy animen a otros a seguir el ejemplo del general Christopher Figuera«.

En conversaciones filtradas por el mismo periódico, que tiene como protagonistas al propio Figuera -quien se identifica como «Pedro Camejo»- y un general no identificado, se habla de una mega conspiración. Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, reveló que existía un documento de 15 puntos y muy largo en el que se establecía el compromiso de los alzados. Una fuente vinculada al poder madurista confirmó al medio citado la existencia del escrito.

Anúncio

Al ponerse del lado de Guaidó, el general Figuera admitió que cometió el delito de deserción. Desde el chavismo lo llamaron «traidor y corrupto«. La corrupción, recuerda el sitio, es un tema que conoce en detalle. Y de los grupos que, ha dicho Cristopher Figuera, controlan el poder y manipulan al propio Maduro.

El general admite que no se llevó consigo pruebas del saqueo del país. Sin embargo, maneja suficiente información que puede «generar investigaciones». El saqueo involucra a los diferentes grupos. «Nadie dice nada, prefieren hacerse cómplices«, sostiene.

Pedro Camejo, el alias del general, señala en una de las filtraciones: «No puedo con tanta podredumbre… Aquí nadie quiere al país«.

ALnavío recuerda que quien toma la decisión de denunciar puede «secarse«, palabra que significa caer en desgracia. Para hacer la denuncia, el personaje en cuestión debe contar con todas las pruebas y aún así es un riesgo. La corrupción se protege entre ella. Y se protege conspirando y controlando el poder, manipulando el poder, y robando más.

Eso lo dice Pedro Camejo, el alias del general. «Cómo iba yo a decirle que su entorno está conspirando en su contra y además saqueando al país«, se lee en las conversaciones secretas a las que el diario tuvo acceso.

Sobre su futuro, el general agregó: «Debo contribuir al ordenamiento de mi país y sus instituciones. El cambio está próximo«.

En diálogo con Infobae, dos de los oficiales que participaron en la acción de respaldo militar del 30 de abril a la que Juan Guaidó sostuvieron que en la mesa de negociaciones que llevó a ese día estaban Maikel Moreno (TSJ), el general en jefe Vladimir Padrino López, el mayor general Iván Hernández Dala (Dgcim y Casa Militar) y el general de división, el mencionado Manuel Cristopher Figuera (Sebin).

Aseguran que en vista de que la negociación salió de lo que estaba establecido, se separan de ella Maikel Moreno y Padrino López. «Y es ahí donde el grupo, a quien nos tocaba iniciar el movimiento, decidimos adelantarnos e irnos hasta el sitio (autopista a la altura de la Base Aérea La Carlota) porque iban a tomar acciones contra la persona que estaba dirigiendo la negociación que era el general Cristopher».

«Éramos parte –dicen- de toda la negociación que había, de los eventos que se prepararon en los días previos. Nuestra misión era manifestarnos e iniciar la fase final de la Operación Libertad que iba a generar el pronunciamiento de Maikel Moreno (presidente del Tribunal Supremo de Justicia) y del apoyo militar del ministro de la Defensa (Vladimir Padrino López). Como no se suscitó, de todas las unidades militares que estaban dispuestas para ese día, algunas no se presentaron y los comandos del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) que llegaron al sitio con nosotros, al ver que no hubo pronunciamiento alguno, se retiraron del lugar».

Cuando se los consultó sobre qué pruebas hay que eso que están diciendo sea cierto, responden: «Tenemos una documentación fotográfica donde los comandos del SEBIN estaban con sus brazaletes azules antes de retirarse«, al no llegar sus jefes al lugar.

Respondieron que las pruebas están en manos del general Cristopher y que él las enseñará en el momento apropiado. «Fíjese algo, dentro de los agentes que manejaba Hannover, hubo funcionarios que cuando fueron contactados por nuestro grupo, le pasaron la novedad y Hannover no hizo nada. Es decir, él nos demostró que sabía de este movimiento. Algunos de los oficiales tienen los mensajes de texto que los sacaremos a la luz pública en su momento».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí