Soldados venezolanos enseñaron cómo lanzar misiles antiaéreos a rebeldes del ELN

0
21
Anúncio

Soldados venezolanos leales al asediado Nicolás Maduro han entrenado a miembros de la fuerza guerrillera más peligrosa de Sudamérica para que puedan usar misiles térmicos antiaéreos, según autoridades colombianas.

Combatientes del Ejército de Liberación Nacional recibieron instrucciones sobre el uso del sistema de misiles tierra-aire IGLA fabricado en Rusia, señaló Luis Navarro, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia. La fuerza marxista conocida como el ELN ha utilizado durante mucho tiempo el territorio venezolano como refugio y tiene una estrecha afinidad ideológica con el gobierno socialista de Maduro.

Los servicios de inteligencia de Colombia no saben si el ELN adquirió sus propios lanzamisiles y desconocen si el entrenamiento fue organizado por un grupo dentro del Ejército venezolano o aprobado por las autoridades máximas en Caracas. El ELN recibió entrenamiento clandestino fuera de las bases del Ejército venezolano, afirmó Navarro.

Anúncio

«Es material de las fuerzas armadas venezolanas», comentó en una entrevista en una base aérea de Bogotá. «Nosotros tenemos las demostraciones claras y la inteligencia necesaria para afirmar que el ELN esta considerado como una parte de la defensa de la revolución del régimen de Maduro».

Maduro moviliza todo lo que puede en su lucha por aferrarse mientras Estados Unidos y sus aliados piden abiertamente una rebelión militar al tiempo que intentan congelar las finanzas del gobierno mediante sanciones. Después de que el levantamiento más reciente fracasara la semana pasada se desataron protestas violentas en todo el país y al menos cuatro personas murieron producto de la represión del régimen. Washington respaldó el alzamiento y el presidente Donald Trump se niega a descartar una intervención armada.

Luego de que los servicios de inteligencia de Maduro desarticularan varios complots anteriores, el mandatario tomó medidas para reducir su dependencia de las fuerzas armadas, recurriendo cada vez más a pandillas de civiles armados, además de asesores cubanos y rusos. El ELN, que amplió su presencia más allá de la región fronteriza colombiana hasta adentrarse en Venezuela, defiende frecuentemente al gobierno de Maduro en sus declaraciones.

Israel Ramírez, un alto comandante del ELN que es ampliamente conocido por su nombre de guerra, Pablo Beltrán, declaró en un mensaje grabado desde La Habana que «no existe un acuerdo militar de ninguna clase entre las fuerzas armadas de Venezuela y el ELN».

Una variante del arma denominada IGLA 9K38 tiene un alcance de cerca de 5 kilómetros y un techo de vuelo de 3.400 metros, según el sitio web de la CIA. Cuesta entre US$60,000 y US$80,000 cada una, aunque está disponible a un precio mucho menor en el mercado negro, según la CIA. Se puede disparar puesta sobre el hombro y detectar el calor del motor de un avión.

«Hasta ahora, en el ELN no contamos con este tipo de armamento antiaéreo», aseguró Ramírez en el mensaje grabado.

Sin embargo, el ELN logró derribar dos helicópteros militares colombianos en los últimos dos años, uno con disparos de rifle y otro con explosivos, indicó.

El Ejército colombiano no aportó documentos o imágenes que demostraran definitivamente su afirmación. El Ministerio para la Comunicación y la Información de Venezuela no respondió a un correo electrónico en busca de comentarios.

Los líderes del ELN hablaron sobre los misiles rusos en una reunión el año pasado, según un comandante desmovilizado de nivel medio del grupo que dijo estar presente. Muchos altos comandantes se reunieron cerca de la ciudad de El Nula, en el estado venezolano de Apure. Allí mataron y comieron dos terneros y debatieron sobre estrategia, detalló el hombre, quien pidió no ser identificado porque trata de comenzar una nueva vida en el programa de rehabilitación del gobierno colombiano.

En dicho encuentro, un alto mando del ELN le dijo al grupo que el gobierno venezolano iba a facilitar ametralladoras y lanzacohetes de fabricación rusa, explicó el individuo en una entrevista de marzo. Si la situación de Maduro empeora, el presidente puede contar con la ayuda del ELN, agregó.

Ariel Ávila, analista político de Bogotá que escribió el libro «La Frontera Caliente entre Colombia y Venezuela», planteó que para el gobierno de Maduro el ELN es una especie retaguardia armada que en caso de un conflicto importante podría ofrecer ayuda.

El ELN está presente en 12 de los 23 estados de Venezuela, según InSight Crime, un grupo de investigación con sede en Washington que monitorea América Latina. La organización obtiene ingresos a través de la minería ilegal en ambos países, así como también por medio de secuestros y extorsiones. También cobra un impuesto por la producción de cocaína y negocios legítimos.

Los insurgentes ampliaron su presencia en la región aurífera de Venezuela el año pasado, según Phil Gunson, analista con sede en Caracas de International Crisis Group, una ONG dirigida a la resolución y prevención de conflictos armados.

Inspirado por la revolución comunista en Cuba, el ELN se fundó en el apogeo de la Guerra Fría en los años sesenta. También estuvo influenciado por la llamada teología de la liberación y algunos de sus miembros más influyentes han sido sacerdotes católicos. Se ha vuelto más poderoso en los últimos años a medida al expandirse a zonas abandonadas por su rival mayor, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que entregaron sus armas tras un acuerdo de paz en 2016.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí