Uno de los chefs más famosos del mundo fue retenido en un aeropuerto de EEUU: llevaba 40 pirañas

0
14
Anúncio

Un famoso cocinero peruano se vio detenido varias horas en el aeropuerto internacional de Los Ángeles por llevar 40 pirañas en una bolsa, que aseguró que eran para una exclusiva cena.

Virgilio Martínez es cocinero y propietario del restaurante Central en Perú, que en 2018 ocupó el puesto 6 de los mejores locales gastronómicos del mundo, según la lista World’s 50 Best. El chef apareció en la tercera temporada del programa de Netflix «Chef’s Table».

Cuando aterrizó en Los Angeles para un festival de comida, las autoridades aeroportuarias detectaron algo sospechoso en su equipaje. «¿Qué lleva allí?«, le preguntaron.

Anúncio

Según reseñó el diario Los Angeles Times, el chef intentó ponerle humor a la situación, pero no fue la mejor idea. «Huesos y piel«, respondió.

En consecuencia, los agentes de aduanas lo llevaron a una sala de interrogatorios, donde encontraron las pirañas congeladas y envasadas al vacío. Los afilados dientes de los pescados sudamericanos causan una notable impresión.

«Voy a hacer una cena especial con un amigo que respeto mucho y voy a preparar un plato que disfrutará«, explicó. Aunque cuenta con prestigio internacional, demoró cinco horas en convencer a las autoridades, que finalmente lo dejaron pasar con su inusual mercadería.

«Les dije que era sincero y les enseñé unas fotos«, relató Martínez al Times. «Tomé uno de mis libros y les dije ‘miren, esto es lo que quiero hacer con las pirañas'».

La demora hizo que el chef se pierda una cena organizada en el lujoso restaurante Vespertine. Sin embargo, la noche siguiente usó las pirañas para una ensalada en ese local y en otra jornada secó las pieles para servirlas dentro de las cabezas de los pescados en Somni.

«Pasé cinco horas demorado por ustedes, así que más vale que las disfruten«, bromeó a los comensales.

Martínez explicó al Times por qué decidió llevar tan exótico ingrediente. «Apuesto que la mayoría aquí nunca ha probado las pirañas. Estaba obsesionado con traerlas porque las usamos en Central, y dije, ‘chicos, ¿por qué no arriesgarnos a llevarlas a Los Angeles?'».

Además, sostuvo que su intención era cambiar los prejuicios sobre la especie, temida por su voracidad retratada en varias producciones de Hollywood.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí